­

En septiembre de 2018, el bar Delpepe cumplirá tres años, tiempo suficiente para que se haya hecho un hueco en la zona “tapera” que rodea a la plaza San Francisco. Unas de las responsables son sus quince modalidades de croquetas caseras —elaboradas por el propio Pepe— y fritas al momento.

Además de las imprescindibles croquetas de jamón, propuestas como las de rabo de toro, las de carrilleras ibéricas al vino tinto o las de langostinos con ajetes se encuentran entre las más populares. Otras tapas muy solicitadas son las albóndigas de bacalao con piquillos o de ciervo con salsa de setas, también de elaboración propia.

Pepe va adaptándose a la temporada e introduciendo nuevos productos, como puede verse en las pizarras y en la barra. Así, recién llegada la primavera, las patatas y cebollas asadas, que tanto se agradecen en invierno, darán paso a otras tapas más refrescantes, como la ensaladilla rusa. Caracoles, pulpo, huevos rotos, carnes a la brasa y unos torreznos fabulosos —disponibles todo el año— son otras opciones que se pueden disfrutar, regadas por cerveza local o vinos de las cuatro denominaciones aragonesas (y de otras nacionales).

  • Dirección Calle Baltasar Gracián, 23,
    Zaragoza

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede utilizar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies